sábado, 26 de mayo de 2007

De esto no se habla




Shhhhht!
necesito un poco de silencio
sin onomatopeyas, mejor.
Quiero sentir mis dedos
sobre el teclado
quiero verlos esperar el prodigio
entre letra y letra
quiero oír el espacio ínter verso.

El principio opera
como un cascanueces:
¡Trac! una brizna se parte
en lo profundo de la noche
o en mitad del día
y la máquina íntima
es la sede de la luz
que envía señales intermitentes.

Es hora de ver
el poema dentro de la piedra
la callada forma
es hora de emplazarse
en el límite del ser y el florecer
en el ojo del pez y el pájaro
en la rama, en el agua, a la intemperie.

Escucho hasta el ínfimo suspiro
el celo que cuelga por poco imperceptible
como telaraña sutil, como el tramo más fino
por donde se corta el hilo,
el zumbido del abejorro
intentando entrar en su pequeña guarida,
el ligero aleteo de una mariposa
que tiene los minutos contados,
los pasos de Dios en los jardines,
el estremecimiento y la vergüenza
de Adán y Eva…
y esa hoja de parra fuera de lugar!

De esto no se habla
sobre el silencio se vierte
el sonido propio
de la sangre derramada
del río que avanza barriendo el lecho
del milagro en vivo y en directo, del alma que brota
creando fuerza centrípeta,
efecto expansivo que deja sin efecto
el habla.

2 comentarios:

  1. mi gusta muicho mira tuyos poemas, leer. es para mi uno dulce tiempo, sus palabras poeticas, es para yo mui especial

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ronaldo! siempre tan atento.Ando x su blog ahora mismo.

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!