sábado, 31 de diciembre de 2011

Contraseña

Qué es lo bueno de la ausencia de color?
que la vida queda en evidencia
en blanco y negro
dependiendo sólo
de los efectos colaterales
que le produce
la luz.

Entendiendo esto
no hay mancha, menoscabo
resabio, vicio o señal
de haber actuado u omitido
por haber sufrido alguna vez
la falta.

Y de súbito
no cabe eclipse, deserción o exilio
en el sabio
corazón humilde.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Instantáneo

(Iris me dispara y sigo ilesa...)


Iris Cadelago
Orar, frente al cuadro sin pintar...I.C.
· · · El Lunes a la(s) 8:23 ·
  • A ti y otras 2 personas más les gusta esto.
    • Iris Cadelago Frente a la ventana
      El Lunes a la(s) 8:24 · · 1
    • Iris Cadelago a la hoja que se mueve
      El Lunes a la(s) 8:24 · · 1
    • Iris Cadelago ‎...a la imperceptible voz del día.-
      El Lunes a la(s) 8:25 · · 1
    • Graciela Malagrida Orar en silencio mientras hablas...
      Hace 7 minutos ·
    • Graciela Malagrida mirándote seriamente a los ojos
      como si entendiera
      como si entendieras
      cuánto más hay que darle a la rienda
      o el e-motivo momento de inflexión
      que realmente indica a fuerza de lágrimas
      cuánto más podemos
      amarnos
      de un modo
      u otro
      .
      .
      .
      Hace 2 minutos ·
    • Graciela Malagrida Orar
      como si entendiéramos
      las razones reservadas
      del Amor.

domingo, 11 de diciembre de 2011

A plena pluma




Hablé un día acerca de la espontaneidad
con las estatuas, con las piedras... Y al tocarlas
supe que latían, que sentían frío
que habían sorbido silenciosamente el sol
...y me habían escuchado. Supongo que por y después de eso
comprendí que: "nadie es tan duro de corazón y entendederas
como nosotros mismos"

También hablé con las estatuas de sal
sequé sus lágrimas químicas
y pasé por alto una que otra
"de cocodrilo"...

Quién no ha llorado por llorar?- me dije-
quién no ha visto a las "lloronas" a la hora de la muerte
o en los actos emotivos o emulados? Porqué es pecado
hablar del pecado? porqué no sanar a los pies del amado?
porqué porqué porqué tanto esfuerzo derramado
para disimular lo evidente?

Porqué la venganza como un hacha en la frente?
porqué la palabra "veneno"en la punta de la lengua
usurpando el lugar
impar
del beso?

Seguí hablando a los cuatro vientos
seguí, sin mirar atrás
poetizando el camino
al ritmo del agua de los saltos
encantados.
Y a boca de jarro, llenísimo de qué decir
hablé de ti... claro que sí
de tu mejor mirada, de tu bisel preciso
de tu perfil calcado
a trasluz.

Hablé un día acerca de la espontaneidad
e inmediatamente sentí la necesidad
de escribir
para no olvidar jamás… :

Siempre supe
que “el cuento empieza
cuando uno termina
de pensar, pronunciar o teclear
la palabra
FIN… “

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Canción de la escalera



Subir subir subir… hasta dónde?

[CHORUS LINE]

Dónde tocar el cielo? la puerta? el ding dong?
Dónde está el don de gente?
dónde el Don Juan sin dientes
sino riéndose a carcajadas
del desparpajo demente?
Donde el Quijote cada día más valiente? Dónde Aquel
que tan divinamente, nos pensó humanamente hermanos?


Dónde tocar el cielo? la puerta? el ding dong?
dónde está el corazón? donde los sueños?
Dónde limitan dignidad y supervivencia?
donde el silencio ha ganado?


Subir subir subir
hasta ese lugar
donde se mecen los pendientes de cristal
el día más lluvioso del año…?

Subir
hasta que la vida ahorque la escalera
y nos obligue a mirar
hacia abajo…?

Subir y bajar
por el camino de hormigas
donde tarde o temprano
nos veremos?

Subir … usando cabezas de escalones
como la Reina Roja aguafiestas
del País de las Maravillas?

[CHORUS LINE]

Dónde tocar el cielo? la puerta? el ding dong?
dónde están las alegres campanillas
de las gargantas?
No oigo a nadie cantar su verdad
a los cuatro vientos…

Dónde quedó la libertad?
dónde el sentido de esta navidad?
Dónde el renacer del ser
por amor, para amar?

Subir sin ti
hasta la cumbre nevada del poema?
no tiene sentido.
Jamás he tocado la nieve...
y este tiempo cansado de ser tan maldito
se agota
y ese poema
buenamente nos espera.

martes, 22 de noviembre de 2011

Deixis de tiempo


Flashback

Volvió la mirada sobre los hombros sólo una vez
y sobre los hombres, ahora, con mucha indulgencia.
Caminó sobre sus huellas, juntó flores secas
que se fueron hidratando en el camino
y llegó a su infancia feliz.
Vio que todo estaba en su lugar. Pasó revista a todo
hasta la temperatura en aumento del té de manzanilla
y puso stop, presionando fuertemente
con las palmas de las manos
el corazón.


Flashforward

Ya había bebido la pócima:
un poema líquido, resplandeciente. Y
entre otros remates
había logrado alterar, ni más ni menos
que la secuencia cronológica de la historia
liberando a las aves del Paraíso
en versos breves.

Hoy juntaba cuarzos en las playas
y lágrimas petrificadas que traía la marea
quién sabe de qué profundidades…
Más en el desenlace
sonreía
son-reía
son
reía
...

domingo, 20 de noviembre de 2011

Pétaloteraphy (el sueño de la hormiga)


Cuando despertó con el corazón en la boca
cayó en la cuenta de que el agua de rosas
y aquella sensación de haber dormido
cubierta de pétalos carmín
no había sido un sueño.

Es que una hormiga diminuta
no piensa en esas cosas... Así pues
hizo lo acostumbrado, ser predecible
casi aburrida
y miró el cielo buscando la luna
pero estaba ausente con aviso
al igual que su estrella guía.

De todas formas, era de buen gusto
mostrarse agradecida, entonces reconoció a la llovizna
que impávida, le mojó los ojos
y a modo extremo, de contraste y despabilo le dijo:
- Eres cálida y a mí nada me amorata.- Y siguió:
- Tiemblas pequeña, tiemblas
pero vas impasible en busca de la ternura…
por eso, sólo por eso me conmueves
.-
Y terminó: - ...duérmete ya
que mañana es hoy y es otro día
y alguna, parecida a mí, menos brumosa
te mostrará cómo es que el arco iris
pacta con el reino de los cielos
ciertos tonos inéditos y el talante mismo
del mar. Duérmete ya mi pequeña
que así, callada y dócil como eres
me has enseñado bastante

acerca de la grandeza -.

Asintiendo, se acomodó debajo de las hojas
de una plantita rastrera, entre guijarros pulidos
que a fuerza de estar cerca, tan cerca unos de otros
le hicieron sentir la calidez
si, si, la calidez que también tienen
las piedras…

Y soñó con un camino
con una infinita sucesión de hormigas
construyendo una torre de tierra invertida
con terrones extraídos grano a grano, del Pan de Azúcar
con Dios emocionado echando lágrimas
y con un colchón de hojas verdes
iluminadas adrede por la luna…

Soñó soñó soñó
y al despertar cayó en la cuenta
de que el agua de rosas y el amor por el amor
y el mar y el no sol y las gaviotas
se le habían impregnado
en el poema


(continuará…)

jueves, 10 de noviembre de 2011

Pulgarcita: quinto track






Su anhelo era descorrer el velo
su alhaja, una faja rosa pintada por su abuelo
ella ansiaba, ansiar cada vez menos
y a su paso iba dejando caramelos.

Estaba tan, pero tan convencida
de que la luna amaba amarla, así, dormida
que cada estrella era un verso inverso
de ese mundo, que no era como el suyo.

Sus dedos opinaban que las hojas
extrañaban sus letras
como los árboles añoran a los pájaros
cuando el calor o la sed los expatría.

Y sus ojos… ah! sus ojos
veían caracolas donde nadie
nadie las oía… Pero ya no lloraba, no no
al menos no por las mismas indigencias.

Había aprendido a reciclar el agua
especialmente la que salía de los lagrimales
con o sin motivo aparente. A esa altura su plan
era transparente, sereno, despejado.

Así que decidió dejar atrás, a la vista de todos
una bolsa pesada de valías, de sirenas, centauros y dragones
y siguió hasta la meta, descalza, oliendo a flores
tal como era y como Dios la trajo al mundo.

Su anhelo era descorrer el velo
su alhaja una faja rosa pintada por su abuelo
ella ansiaba, ansiar cada vez menos
y a su paso iba dejando caramelos…
(bis)

sábado, 5 de noviembre de 2011

Flores de otoño



in autumn
flowers are not sleep

in the evolution of beauty
they reborn
like all poetrys
seeds
loves


in autumn
flowers
dream...



en otoño
las flores no están dormidas

en el devenir
de la belleza
renacen
como todas las poesías
las semillas
los amores

en otoño
las flores
sueñan...



Traducido al portugués por Ronaldo Braga

No outono
as flores não estão mortas
no devir da beleza
renascem
com toda a poesia
e sementes
e amores.

no outono
as flores
sonham...

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Las hijas de este Amor


Belleza se llama, una de las hijas de la Sabiduría. G.M.


…y bautizó a Belleza con agua de lluvia
a Paciencia con el primer albor del día
y a Alegría… con la voz del pájaro campana.

Luego volvió a sentir dolores de parto porque
con una estrella en la frente, blanca, muy blanca
alumbraba a Claridad.

Así Sabiduría trajo al mundo cuatro hijas
que supieron propagar naturaleza y dones
polinizando los requiebros primorosos de Poesía.

viernes, 28 de octubre de 2011

Variété



Lunas

Pienso en esas lunas con lagos de metano
con volcanes de hielo en erupción y cráteres y géiseres
salvajes, reaccionarios, soltando gases. Pienso
en las lunas que jamás he de conocer
según indican los pronósticos...
Sin embargo puedo describir
sus superficies cubiertas de azufre, como cáscaras craqueladas
escondite perfecto del nuevo oro, el agua.
Pienso en esto y en otras
tantas maravillas…


Humus

Inmersa en este mar atmosférico
donde ya nadie contiene la respiración
los gestos, el tono del mensaje, las miradas
me atrevo a pensar
que abajo, muy abajo
en el fondo del problema
donde calan la queja y la congoja
hay humus orlando los ríos
virando los mundos.


Fajina

Basta con mover el dedo índice
para rasgar las cáscaras escuálidas
y entrar a reparar
las averías del sistema. Básicamente
el trabajo consiste, en rectificar negligencias
restaurar semblantes
y otros menesteres de las almas.


Despertadores

Recurro a Dalí y al ridículo miedo
de Garfio
cuando me aburre
el tic tac. Y meto la cabeza
alegremente
en la boca del cocodrilo
para derretir
el último vestigio
de una Era…


Antídoto

Los despertadores de hoy
no hacen ruido, son discretos, armoniosos.
Yo diría que son ignorados adrede
tapados por la incoherencia
de andar a las corridas
en pos de ¨nada¨. Y agregaría
que hay un plan para enajenar
desequilibrar, alienar y raptar
la lucidez, el eje de las cosas, la conciencia.

Desde que lo entendí
duermo como un oso, hurgo en la miel de los ojos
canto cuando veo el sol atravesar las nubes
vuelo, absolutamente todas las noches
alrededor de la luna...y a las cansadas
como una luciérnaga chiquita
me quedo entre los pastos
mirándola.


Contraseña

Quienes han nacido bajo un nombre
hecho de letras unidas entre sí
por un adhesivo fonético, magnético, estético
intuyen que, al llamarse evocan
lo que ese alias significa. Así pues
en el juego de la vida
se sabe al dedillo ¨quién es quién¨
desde el inicio.
Y no peca de ignorante el que bautiza
cuando abre en la frente
el alma del retallo. Y no rebuzna el cielo
de sus nombres y virtudes. Y no es por ley de hielo
que no hablan las gentes los mismos idiomas. Y no
me quita el sueño o el aliento aquel que ha muerto
pudiendo haber vivido
por siempre en la palabra.

Quienes han nacido bajo un nombre
hecho de letras
cohesionadas por el resuello
de Dios y los espíritus celestes
por favor, ingréselo ahora
muy
suave
mente.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Apostilla

por graciela malagrida


Suelo preguntarme si en la opción, de todas las formas de goteo elegiría la lluvia? y respondo: - ¡Claro que si! porque el cielo no me sufre -. G.M.






Preferiría que jamás llorasen atlantes y cariátides
menos por mí o por la musa Poesía. Sino que recrearan la vida con sus actos
sin pesares sobre sus lomos, sin tapas o techos más que éste que reluce: el cielo.
Y que lo hicieran sobre mis huellas, pronto, sí, cuanto antes pues en mi tumba
de nada serviría, no podría ver cuánto y cómo florecen las semillas que he plantado...

Qué más da, qué más da! está cantado... los miraría siempre de otro modo
queriendo liberarlos de todo, incluso de mi después de mi
cuando sea inútil ya la miserable excusa del miedo a lo desconocido.
Yo diría que nada de echar guantes sobre esas náyades de los saltos ocultos en la selva
nada de mendigar amor a las oceánides, no vaya a ser que tanta sed
despierte en ustedes mismos, seres con gargantas inflamadas, devoradores de almas
quemadores de rimas, timbradores de pechos inocentes
inquisidores que sólo puedan catar conflagración. No no, ni lo piensen
no flaqueen que no es hora de deshidratarse sino de encontrar la fuente de la misericordia
y sus fluidos impares.

No me lloren por favor, ríanme. Por todo lo que veraz y ferazmente hayamos hecho entre deshechos.
Festéjenme, por la pizca feroz que he combatido, por aquello falaz que he desterrado
por pretender exhumar esta, raíz exhausta de la duda
por evocar blanca luz de luna sobre la piel azul de las palabras
y por quererlos así, con énfasis sobre lo puro, lo discreto
desempolvados e inmortales
cardales, amores, flores mías…
Celébrenme en la calle, en los sueños, las sonrisas
ahora que truena la voz de las voces
ahora que riñen los gallos con los gallos
y los poetas y los pájaros callan para comprender
cuál de los dos es el crepúsculo.

La hilaridad del amor insinúa que no es bueno
tirar lágrimas a los chanchos, al Mar Muerto, a las tumbas
a las esponjas. Más bien dicta que seamos oportunos
y cantemos como ruiseñores y luzcamos
dichosos, campantes, retratados
por la eternidad ésta que nos une.

De veras preferiría
que jamás llorasen atlantes y cariátides
menos por mí o por la ingeniosa, bella
Poesía… Nada me placería más y nada
sumaría más sentido
al nombre que por años me ha signado enhorabuena: "Gracia".

lunes, 29 de agosto de 2011

Soñar, cantar, soñar para despertar


por graciela malagrida

¿Porqué no pedir la luna ?¿porqué no
embutir constelaciones enteras en los ojos
hasta que se atrevan a soñar? G.M.



1

-¿Qué pasa hoy entre las pestañas?
¿acaso estás soplando vida mía?
¿debería despertar del sueño?- dijo ella
sin despegar los párpados
por si las moscas fueran aviones de guerra
y el amor estuviera atrincherado
soportando bombardeos, en su última misión…


2

-¿Qué pasa entre los dedos poeta?
¿es tinta o luz la que los limpia?. ¿Qué tienes
en tu reloj de arena?... sospecho que haz encerrado allí
varios desiertos, polvo de estrellas y lágrimas petrificadas.
Sospecho... que esto es un sueño... que estoy hablando sola
y que cuando despierte voy a sonrojarme
pero es incontrolable...-


3

- ¿Qué es esta piel que se despega
para dejar a la vista tres caminos?
... Ahora, parada frente a ellos
tengo la opción de recorrerlos descalza
o sobrevolarlos. ¿Qué crees que haré?. –


4

Suena una campana. Es un sonido alegre
amado por el viento que llama. Podría tratarse
de una voz… no puedo asegurarlo…


5

Corro hasta lo que de lejos parecía una cima
y caigo en la cuenta, de que no hay cimas en el plano.
Al menos no en este. ¡Qué golpe! ¿no?...¿no?...
¿porqué no me sorprende?.


6

Tengo leves recuerdos recurrentes:
seres inflados como globos a punto de explotar
sillas, relojes, payasos…cosas… cosas
ridículamente sobredimensionadas
sofocantes
y laberintos por donde corro despojada de todo
menos de mi colección de plumas.


7

En un diván con patas de león
intentaron escuchar el dialecto de éste corazón
que tan suelto y gracioso
se contuvo por varios minutos
hasta escandalizar. Así fue que el muy
versado en versos, burló las requisas
y tomó las riendas de mis sueños
para siempre.
Me di de alta diagnosticando sagacidad
sutileza. Y me automediqué, claro:
grageas de chocolate para recobrar dulzura
licuados de frutas amarillas y semillas
y un beso diario, gigante
de la Luna.

Corrí a ver por última vez
ese tubo de almas blancas radiantes
y al sentir el aire fresco en mis mejillas
supe que era hora de trepar a mi rama predilecta
a cantar, cantar, cantar como un gorrión
hasta menguar la ansiedad de escribir
y recuperar el aliento
o la noción de mixtura permanente
entre ficción y realidad.

Pero una pregunta quedó sin responder:
“¿Porqué no pedir la luna vida mía?”

sábado, 27 de agosto de 2011

El fragor de los jazmines

por graciela malagrida




Un jazmín mira el atardecer
y al suspirar, expele aromas añiles
que evocan siestas
en el gran patio de aquella casona nuestra.

Un jazmín bicolor, testigo de mi infancia
señala en silencio
el cielo encendido
en el mensaje.

Y mira él
fijo a los ojos
e increpa él
hasta los huesos huecos de las aves.

Y se deja ver
tan inocente
tras tremendo acto
violáceo, de omnisciencia.

Y me ignora luego
a modo de juego...
y sonrío y muero
de amor y denuedo.

Un jazmín embebido en mil albores
extracta el alma de Dios en el rocío
y a cuentagotas sacia esta sed
de primores y quisquillas.

Y me halaga él como ninguno
dejando entrever
su pulcra
preferencia…

Y rubrica el cielo cerúleo de la tarde
cerrando sus pétalos
a tiempo con mis párpados
en el descuido mismo, del suspiro.

Y juntos pedimos un deseo
a la primera y última estrella que nos lía:
“Por siempre aroma a amor en la hoja tierna, en el poema.
Por siempre suave y fragante, efluvio de jazmines”

viernes, 26 de agosto de 2011

Anticipo de Primavera

por graciela malagrida

Tengo pétalos en los labios
y palabras escarlata que jamás
he intentado pronunciar.
Tengo fobias y secretos inconfesables
que de tanto guardarlos, he perdido
y una segunda piel menos dolida
que estos ojos políglotas, viajeros del tiempo
cansados de pronosticar
la caída de los ángeles.

A esta altura del hilo de mi historia
los nudos que llevaba a modo de collar
los desaté justo en la garganta, yo diría
oportunamente
para evitar el llanto que tanto impugno
para morir sólo si es estrictamente necesario
de cualquier cosa, menos de ahogo
de ignorancia o por falta de sesos
o poesía.

He inventado ya varios dialectos
y puedo aseverar, sin jactarme de lumbrera
que todos se han ramificado
hasta abonar la risa, el verso
la brisa, las mañanas.

Tengo orquídeas y lapachos en los brazos
y ojeras malva cuando cae la tarde.
Más corro con ventaja porque tengo
pétalos pegados en las sienes, en el pelo
pétalos a modo de uñas
y en las yemas, plumillas
que escriben sueños, nácares, tesoros.

Tengo en mi núcleo
bienandanza, almíbares, alhajas
y no por ventura
natillas exquisitas...
quizás por eso he elegido dedicarme
a alojar pichones
a plantar semillas.

Tengo pétalos, suaves pétalos carnosos
debajo de mis pies. Y digo esto
porque he caminado sobre todo
porque he sangrado, porque he preferido
vivir a la intemperie, descalza
y cada noche he visto cuánto muta sin reparo
el cuerpo níveo de la Luna. De ella
he aprendido a remozarme para poder multiplicar
destellos como peces en el río.

Tengo pétalos, tantos tiernos
y perfumados pétalos en las mangas
como tantos más en la galera.
Y no discuto precios, pues
donde si sobran como en un rosal, confieso
es en la cuenta bancaria y los bolsillos.
Por tanto no escatimo en gastos
¿te imaginas? invierto en el presente
apuesto a futuro, a poesía y floraciones perennes
a todas las margaritas deshojadas por amor
a los pensamientos cárdenos de septiembre
y a la madreselva de los montes
que no vacila en adoptar retoños
abrazando.

Y sumo a esta declaración de bienes
que tengo una torre de pétalos
rumbosa, alegre, colorida
a la que accedo
una y otra vez
por este y tantos poemas
inspirados
en ti.

martes, 2 de agosto de 2011

Posesiones


Tenía contados los días
los pelos de la cabeza
los pasos sin huella
sin voz ni voto...

Tenía toda la razón del mundo
envuelta, toda
en una de esas cápsulas traslúcidas
que salían de los lagrimales.

Tenía prisionero al fuego
a las olas fantasmas del mar
a la palabra vorágine
al hambre de los hombres lobo.

Pero no

no
me tenía.

Tenía labia para rato
tanta letra
como hilo en el carretel
y melodía de fondo…

Y si, seguramente…
pero jamás pudo
hacer
silencio.

Tenía rosas de cultivo
y un algodonal
extenso
como el cielo.

Sin embargo
adrede o no
me clavó
todas las espinas.

Tan sólo
tenía que desear
estar carente, falto de sí
de Dios, de alma… de poesía.

Pero apostató de su fe en la rima
y quedó desnudo, vacío
unido a la vida
por el hilo diáfano y flexible
de una araña muda.

Tenía mis ojos
posados en sus manos
como una frágil
mariposa.

Pero
jamás
pudo
atraparme.

Tenía el mundo a sus pies
pero no quiso
ver
el camino
...

Tenía contados los días
los pelos de la cabeza
los pasos sin huella
(bis)

Pero jamás supo
amar.

lunes, 1 de agosto de 2011

El ciclo del poema


Abre las piedras al medio, de un golpe seco, para que no les duela
el corazón amatista. G.M.

Ese nimbo cargado de virtudes
inflamado de ti, de tu relato
ese espacio celeste, ese raudal descongestivo
esa raja en los rostros, ese
proyecto de sonrisa
esa muesca de oxígeno en la brisa
ese resquicio
en el desquicio urbano
ese gesto comedido que te ahorca

esa lágrima que cae y se transforma
en estupenda flor, en árbol que da frutos
esa calidez que todo lo evapora
devuelve, te expone y restituye
el peso del cuerpo de la nube.

Y todo es tocado del algún modo
por la humedad de un Dios sin rostro
sin tiempo, sin perfidia
que de una forma u otra es requerido
por los que quieren creer
que todo
o casi todo
se recicla.

Y todo es tocado de algún modo
incluso el corazón
escabroso
de la piedra.

sábado, 9 de julio de 2011

Acerca de Nos


Quiero pensar en la remoción de la inopia, de la tosquedad, la impudicia …
mas hoy por hoy, me lo impide una lágrima antiséptica, que atempera y dicta:
tregua.
Por ende me calzo la espada, la pluma, me arrodillo y beso con ganas, esta tierra mía. G.M.


Los que no
tragamos a secas palabras sin raíces
porque exprimimos a diario
jugosas claridades
los que frotamos
piedra con piedra hasta la chispa
los que encontramos
Ser en el ser, aun, no obstante, todavía
los que valuamos el silencio
en polvo de estrellas
los fabricantes de relojes de sol y de silicio
sabemos a ciencia cierta
que entre creer y crear
hay un enlace dotado de hermosura
un monograma estupendo
que despierta a quienes viven
en las afueras de Nos.

Los que no
visamos la ignominia
ni aceptamos sinrazones ni hados
ni sellamos pactos a escondidas
tampoco estamos ajenos
a las movidas del tablero
del fósil juego de tronos y sagrarios.
Nos tienen hartos sus estrepitosos, apócrifos
truenos artificiales. Nos decomisa las almas
el clamor de los pueblos asfixiados
nos quita el sueño
nos roba la alegría. Por tanto
los que no nos conformamos
con rumiar en el desierto
hemos decidido comunicar que:

a) En las perforaciones producidas en las almas
durante todos estos años
se han encontrado varios oasis
con vertientes de agua dulce y riachuelos
de donde extraeremos nuevamente
la dicha que solía unirnos y con ella
la hilaridad, la primavera.

b) Los nativos de Nos
cansados de tantos hechiceros, hemos decidido
despojarlos de sus amuletos, asolearlos, bendecirlos
para fundar esta Patria de Poetas sin manchas. -Poetas que
habiendo pasado por tinieblas, torturas y pesares
no han vendido el alma al Diablo.-

c) Pedimos amablemente
a charlatanes y arlequines, abstenerse. Pedimos
honrar a los muertos por la causa, con un verso
y un beso en las sienes de los vivos
así, como lo hace la luna…y
nos des-pedimos
amando – Nos
los unos a los otros
como alguien
alguna vez
nos ha enseñado.

Y acerca de Nos agregaremos
finalmente
que es un lugar espléndido
al que se llega a placer
siguiendo el mapa
de las manos.

miércoles, 29 de junio de 2011

Suelta de poemas



Fotografía de Lilian Lichowski


Poemas en la comisura externa de los labios
en la punta de la lengua, en los picos cardinales
en la risa de los niños, en las rosas disecadas
en el libro abierto de tus ojos… poemas
en las cortinas
en las paredes
en los imanes de la heladera
en los frisos y las cornisas
poemas
...

A modo de caireles, de candelabros, de lámparas de leds
poemas en los braseros, candentes, ventrales
poemas florero, que atrapan claveles del aire
poemas flotantes, nenúfares blancos
incensarios de cenagales. Digo
hay cientos, miles, incontables poemas
sueltos como mariposas que agracian los días
y poemas que simplemente son
parásitos de la luz.

Poemas de larga data
enlatados, sin fecha de vencimiento
a los que nunca arrastró el zonda
poemas aferrados a su comba
y a las cuerdas de la voz
que los invoca.

Poemas rojos en tu boca
tintos tesoros debajo de tu lengua
rubíes, granates, corales, cobrizos
tesoros escarlata, purpúreos, bermellones
encarnados en el pálpito del pueblo
en el caserío, que ya no bordea el río
…poemas, de las lágrimas.

Y en las antenas parabólicas
de las terrazas, de los rascacielos
en la crisma solvente del sentido
poemas en la piel, en los tejidos
poemas y más poemas
que aun rezan
por ti.

lunes, 20 de junio de 2011

Secretos de belleza



Qué difícil no movilizarse
ante unas pestañas
que extrañan el rimmel
y un par de ojeras que aún le temen
al color malva
de la intemperie.

Y cómo no solidarizarse
con la causa de los labios carmesí
donde palpitan todavía
tus besos de armiño perdidos en el alba? o con
aquellos que se esmeran en memorizar
la suavidad de las mejillas? o con la lengua
que ama hondamente esa palabra
que jamás ha expulsado... cual hija carnal
a la que nunca oyó llorar?

Sé que sería cruel de mi parte
omitir la labor de los dedos en el pelo
en la hoja, en las sienes, en la meta
cuando el viento sopla
a contratodo
.
.
.
o la revolución causada por las uñas
con dos capas de calcio y una escarlata
en las retinas del amor, que sabiamente
avista el sentido de la calma
de la pasión y el gesto provechoso
en la obra naciente
de las manos.

Qué espinoso resulta
tener que hablar de la piel
como si fuera muda
o de los surcos que han dejado
las lágrimas…en el rostro plomizo
de tu cielo cerrado.

Creo que no hay malas sombras
ni aves frías
ni ojos hueros
ni espiritosas cenizas volcánicas
siquiera
en la peor de las tormentas.

Creo que incluso, un día nublado
habla del tamiz, de los filtros que atraviesa la luz
para tocarnos. Digo,- “nada es tan insípido ni mudo
cuando se busca
ver”… -

Repito :-“ luz, luz”-
y ella se acerca
y me maquilla.

Diapasón




Sale la voz atravesando
sangre, humor, todotejido.
Se yergue esbelta, filosa
sobre la lengua mía
y es albúmina, plasma, evolutiva.

Sale la voz
tras setenta horas de sollozos
y setenta claridades
la secundan.

Sólida, clara, sin sudores
sale a decir, que de las bocas
de las gargantas y los ojos
de donde brota el lamento
exudan también, el poema
y el viento.

Reciedumbre de mi voz
traes a cuento
sol, sed, fatiga, estepa
donde todos, sin ventajas
cabalgamos.

Sale la voz como una fiera
rompe la red, desgarra trampas
sistemas, ritos, emboscadas.
Ruge y retumba, se trasluce
rosa la mocedad de las palabras y las rosas
...y luego, vertida, se despide.

miércoles, 15 de junio de 2011

‎Entre-_-vista



-"¿Acaso no es música la poesía?"- preguntó el pájaro campana
y empezaron a sonar las arpas del viento
en los eucaliptales... G.M.



-¿Tienen amigos los poetas?

Dicen que son ascetas, austeros
virtuosos ejemplares. Pero no lo creo.
Conozco varios que escriben en los muros
con aerosoles y otros, que no por usar los dedos
son menos audaces, al garabatear rimas en el aire.
Dicen que no, pero sí, sí los tienen.
Son tantos o tan escasos
como los ángeles que te hablan al oído.

“¿Te han susurrado alguna vez los probos
o los puntuales pájaros del alba? ¿Has prestado atención
a esas luces que no ostentan siluetas humanas?
¿Los has sentido mirándote fijo debajo del dintel?
Estoy segura, los has visto
dormir, llorar o reír... como a un amigo.”


- ¿Sienten hambre los rapsodas?

No, eso sí que no. Andan con la boca llena
de bombas caseras, edulcorantes y sin acideces
excepto por ese malestar que les produce
ver como linces y masticar, masticar
el astringente futuro, el afamado suplicio
el ramalazo escondido detrás de alguno que otro billete…
de alguna que otra risa sin “son”.
Pero en la esquirla, el fragmento
de todo mal, sufrimiento
se hace añicos en la rima.


- ¿Duermen acaso en el Parnaso?

Tampoco, no no. Cierran los ojos-persianas
para entrenar en la obscuridad. Sestean como faquires
y son ordenados en su aparente babel
al punto que en el papel, encuentran lo que precisan.
Incluso en sus horas lisas, por interines porfiados
de esclusas y profusiones
de la razón insumisa.


- Entonces ¿qué es dormir?

“Dormir amor, no es estar muerto…
Duermen los días lluviosos de febrero, duerme el aire espeso
duermen los besos y la humedad procera sueños y sueños.
Y los sueños amor, no se aproximan a muerte
ni a un letargo de adioses ni a un eclipse de soles
ni a la quietud”


- Quieres decir que ¿son los poetas eternos soñadores?

“Muere el que mata al puro sueño
al extensible océano
al brillo de los ojos
al talento.”

Muere el que se desvela sin haber creado. Por tanto el poeta es eterno navegante de su sueño. Rema sobre una letra muda y avanza en rima, cadencia, nueva interpretación, neo poema. Cuando el verso irrumpe en la cotidianidad, cuando implosiona en el ser y plasma realidades, es cuando el poeta alarga sus días; pues ha logrado convertir un alma.


- ¿Son alquimistas tal vez?

Ni charlatanes ni magos. Sólo esponjas con ojos muy grandes
con bocas calibradas, con lenguas hendidas en la lengua madre
que al saturarse de citas con la musa Historia
y con cada una de las hijas del “recolector de nubes”
pasan a Poesía, así como así, alegremente.


- Y para finalizar ¿de qué están hechos los poetas?

De voces del cielo y truenos. Sus atributos incluyen rayos, alas y ojos de águila, fuerza de toros colosales e inquebrantable nobleza, similar a la del roble. Sólo por eso son nobles, no por sangre, por tinta o abolengo
más bien por obediencia a la Voz de las voces, por esa paciencia de cultivo
por echar saleros a los muertos
y por ende... ¡por sandunga!


- Fin de la nota -

"¡Miren el cielo! levanten las cabezas
vean más allá de la guerra de barriletes
de los hilos y diretes, de los enredos
de los paracaídas!
Esos que vuelan alrededor de la luna
y comen semillas y migas
y migran y te avistan
entre miles y miles de gorriones
con los pies en la tierra...
...esos que pasan ilesos
por legiones de ángeles caídos
y pájaros heridos y bichos encendidos y silentes
¡son poetas!
¡son poetas!
."

martes, 14 de junio de 2011

Querer querer, de otra manera


Mis pretensiones me han llevado
a querer más allá del querer
y por tanto, dejo bien sentado
que no soy la única que te quiere
sino la única que te piensa...
Y luego existes
luego existo... G.M
.




1

No obstante, confieso
he tenido altibajos
me he esquivado tantas veces
como tantas he roto los espejos
y de lejos
de lejos te he querido
te he querido querer
y te he pensado.


2

Y al caerse el alma al piso
al resbalárseme así
como si nada
la he juntado en cucharitas
de té, de pétalos rosados
en cuencos de versos ensamblados
en el amanecer de la voz
de Dios
en mis collados.


3

Así es que no he vuelto a esperar
nada de nadie. Así es que no he vuelto
a dar vueltas relojes de arena
no no… me he vuelto
cadenciosamente generosa
curiosa, minuciosa, soñadora…
He invertido desiertos enteros
he buscado especies que pudieran prosperar
en inhóspitos lugares
y he logrado inéditas formas
en el vientre de la vida.


4

Te he querido pensar
sin alfeñiques, sin dengues
sin mimos ni alharacas.
Me has querido querer
como es debido
pues te he pensado sin hiel
pues te he creado.


5

Mis pretensiones me han llevado
a querer más allá del querer
a querer–té de ti
de tus hebras de luz
dulcificadas. Por eso
para saciar la avidez
de mis tentáculos
te he pensado sagaz y refinado.


6

Y en la fusión
sólo ríes en mí
sólo rimo en tu río
sólo somos
dos ramas
de la misma
razón.


7

Te he querido querer hidrolizado
más allá del cuerpo desnudo de la vida
...y tu cariz, tu pudor, tus lunas sin amor
me han vestido de flores cada día.
Te he querido querer
con cuentagotas
pero como un adelantado
has amado mis pies
y mi alma rota...

Así es
que te pienso sin hiel
que te quiero aguamiel
y luego existes
...
(bis)

miércoles, 8 de junio de 2011

Deflagración


El cielo en llamas no asusta a los ángeles
ni a su descendencia terrena
sólo algunos cuervos se esconden
en los ojos
de los muertos. G.M.

Fotografía de João Castelo-Branco

El cielo ardiente es lava
fusión de aquella
roca fluida
que ya nadie ve
en su forma primigenia.

El cielo baldea, friega y adecenta
cuando escalda espaldas agotadas
espaldas sin hélices, extremos sin plumas .
Y por antonomasia y pura complacencia
busca embocadura en los dolidos.

El cielo nos mira, nos llora, nos entierra
nos resucita con golpes en el pecho
descifra rogatorios y expide
pinceladas sublimes cada tarde... Y la noche
la noche es cenáculo de luces
donde inflama a estrellas
alados y mortales.

El cielo… el cielo…
el cielo me deflagra.

viernes, 3 de junio de 2011

Parasomnia: LA NOCHE SONÁMBULA




A esta altura
no me sorprende que un sonámbulo sobreviva
a una caída en picada de un tercer piso por ejemplo
o que sea sobreseído por la entereza de la luna
del asesinato múltiple de sus frustraciones.

A altas horas
sólo pienso en los pequeños, tiernos pies de un poema
subiendo de puntillas
estos blancos escalones de celulosa virtual.
Presumo, que es coyuntural la sordera
cuando hay voces que impías le gritan - “¡Vuelve a la cama chiflao!
que esta vida es para despiertos, pues son los sueños lo que son
presidiarios de los cuerpos, libertinos, audaces
juerguistas, lascivos, intemperantes
inmoderados, obscenos
violadores de códigos de nocturnidad, de claves de acceso
a secretos excesos y besos y versos… ¿Es que no te das cuenta?
ponen en riesgo a la modelo de tapa, al orden público y púbico, al pundonor
a la fama del éxito y viceversa
a las buenas costumbres, a la sana urbanidad, a la fe de los mediocres
a la diseñada verdad… ¡Despierta chiflao, despierta!
¡déjate ya de volar! ”-

¡Qué gracioso! ¡qué ocurrente! me resulta transparente
que los supuestos decorosos al fin callen
cuando el noctámbulo ha terminado su tarea. Fíjense
tomen nota:
ha extirpado la palabra muerte de su lengua
ha desagotado su vejiga en Las Cibeles
se ha desnudado ante la diosa de las cavernas
las montañas, las murallas y fortalezas
ha renacido de la madre Naturaleza
con el porte del león y el tesón de las abejas
ha visitado Plutón y su corte de planetas enanos
y ha comido del árbol de las frutas carmesí
hasta el hartazgo del hartazgo.

A altas horas de la noche
todo es
tan bello y silencioso
que inexcusable, lunáticamente
nos urge y unge
la virtuosa alteridad.


Asterisco:
Aseguran los expertos
que el “sueño lento" no es cuento
de un espíritu mordaz
pues “es una causa escurrida"
y felizmente, feliz-mente
"no hay tratamiento eficaz.”

martes, 31 de mayo de 2011

Rebaño infame


Abro los ojos, enciendo una hornalla eléctrica
alimento a los peces/ángeles que me miran famélicos
y agitan sus aletas a modo de “alitas”
enciendo el pequeño ordenador que me está dejando ciega
anulo el sonido, para no quedar también sorda
pero igualmente, me da la bienvenida por escrito
para demostrar perfección segura-mente.
Un dispositivo de interfaz humana que emula a un ratón
se presenta muy amable, voluntarioso y educado …
Todo es tan simpáticamente sistemático, matemático, burocrático.
Me siento a escribir sintiéndome zonza
y pienso : ”De no ser por la poesía, debo suponer
que evitaría mirarme al espejo, pues me vería
horrorosamente parecida a quienes no
tienen el hábito de observar y distinguir
la forma de las nubes o cuánto crecieron
las hojas de la palmera tras los muros
o si aún existe el extraño bonsái en el frontis de 1921
del vecino de la derecha o la izquierda…(según esté yo
adentro o afuera).
Qué cosa! qué cosa poco rosa!
Cavilo…”¿Qué sería de mí sin las espinas, los tropiezos
los huecos obscuros y las sombras? ¿qué de ti sin mis redes
qué de mi sin tus mañas? ¿quién vería las arañas tejer bajo la lluvia?
¿quién describiría los caireles si tan sólo me dedicara a comprar ropa
si me sedujera más ir a un centro comercial a desear espejismos?
¿Qué sería de mí si al atardecer necesitara imperiosamente
ir a un café a debatir acerca de la moda y le diera la espalda
a los niños que lloran, al hambre que ha hecho del hombre
el lobo del hombre?. ¿Qué sería de cada una de las ovejas
que lejos están, de saltar las cercas de mis sueños
si no hubiera un poeta
por cada una de ellas?"

Es por eso que cada día
abro los ojos
froto los dedos
y con ellos
enciendo el núcleo
de todos
los olvidados.
Es por eso
que me veo así
contando lobos y ovejas
no obstante, sonriendo
codeando abejas.

sábado, 28 de mayo de 2011

Retorno



Duele decirlo
pero esta sobria luz impide
que acompañe
tus pompas fúnebres.
Discúlpame
no voy a andar con solemnidades
si te estoy viendo morir...

Te punzará de cualquier forma
el rostro artero del tiempo de jactancia
te humillará ver
que te han herido hasta los huesos
impunemente
y que aquellas palabras
que alguna vez salieron de tu boca
son cenizas sin voz,sin eco
sin sello, sin arbitrio.

Duele decirlo
pero más
duele velarlo...

Así que no demores
no agonices en vano.
Mírame a los ojos
tómame las manos
respira
respira
y lentamente
vuelve.

lunes, 16 de mayo de 2011

Recado


Dilo como el tilo
como la seda o la lluvia.
Di que me amas
quema las penas, las vilezas.
Llama al amor cada mañana
y con esa voz de fuego
enciende luciérnagas
por siempre en mis retinas.

Dilo como el índigo, en código
muéstrate sensible y educado
por el respeto que merece
el buen gusto de Natura.
Di que rehílas hebras al amanecer
y que cultivas estrellas en los charcos.

Dilo a través de mis yemas, sutil-mente
como sólo tú
puedes hacerlo.
Di que por verme sonreír
has acelerado floraciones
infringiendo las leyes
del tiempo de los tiempos.

Habla en dialecto de jazmines
besa con aromas
y di que me amas
hasta el último pétalo
y el polen.

martes, 26 de abril de 2011

Pulgarcita (Travesías)



Pensó que debía migrar sus modos
sus datos, su libreta de contactos, sus poemas, sus relatos
sus retratos de las caras de todas las monedas y las nubes
al Planeta de la Paz. Para ello viajó en el tiempo y buscó a Galileo
y juntos, recalcularon, midieron, observaron el Sistema Solar
hasta encontrarlo... chiquito, tan chiquito...
con su núcleo carmesí, acorazonado.

Pensó que debía conservar su espejo oval, el recuerdo intacto
de su muñeca de Lyon, su lámpara de gas
y una estufa a cuarzo. Prendió a su pecho la sonrisa de su madre
sus sueños pajarones y aquel jazmín aplastado en papel de arroz
Así fue que puso todo dentro de una media
que atada a un palito, al hombro, lucía muy bien…
Luego marchó convencida.

En el camino pensó y repensó
en la delicadeza, en la sobriedad incomprendida
en el hilo que rayanamente enlaza a las personas
en la sutil imagen de esos silvestres pétalos violetas
que se ven o se ignoran al pasar
sin embargo comparten el suelo
con tanta cosa dolorosa
con tanto ocaso y vida moza
sin florecer…

Pensó que jamás querría dejar de ser niña
que jamás diría “jamás”
y menos, “nunca”. Por eso regresó
concienzudamente, paso a paso
a la inocencia.

Pensó en los loros
que Dios había enviado esa mañana
y llegando al Paraíso de los Pájaros
pudo percibir una atmósfera feliz
firme, regada por cataratas y manantiales.
Y en la tercera tierra, la Tierra Sin Mal
pensó sus letras
e hizo almácigos donde hundirlas.
Entrada la noche, se tendió a mirar
el mapa estelar que ella misma
había croquizado.

Pensó que una hormiga
trepada en una hoja a modo de balsa
o con una encima a campo traviesa
llegaría tan lejos como quisiera
por tanto una de ellas, fue su guía.
Pensó y pensó y viajó
hasta las fauces del tiempo
al que derribó girando vertiginosamente
su reloj de arena. -¡No existes!- gritó
y se escuchó un estruendo tras el eco de su voz.

Pensó que jamás espumaría
pero en este viaje se sintió gigante
porque sin más, redujo a escombros
otro mito. Pero a tiempo
recuperó su tamaño, su ritmo, su ventura
al verse crecidamente acrisolada
como una gota de rocío matutino
benéfica,austera, sempiterna
como una lágrima
de miel.