viernes, 28 de octubre de 2011

Variété



Lunas

Pienso en esas lunas con lagos de metano
con volcanes de hielo en erupción y cráteres y géiseres
salvajes, reaccionarios, soltando gases. Pienso
en las lunas que jamás he de conocer
según indican los pronósticos...
Sin embargo puedo describir
sus superficies cubiertas de azufre, como cáscaras craqueladas
escondite perfecto del nuevo oro, el agua.
Pienso en esto y en otras
tantas maravillas…


Humus

Inmersa en este mar atmosférico
donde ya nadie contiene la respiración
los gestos, el tono del mensaje, las miradas
me atrevo a pensar
que abajo, muy abajo
en el fondo del problema
donde calan la queja y la congoja
hay humus orlando los ríos
virando los mundos.


Fajina

Basta con mover el dedo índice
para rasgar las cáscaras escuálidas
y entrar a reparar
las averías del sistema. Básicamente
el trabajo consiste, en rectificar negligencias
restaurar semblantes
y otros menesteres de las almas.


Despertadores

Recurro a Dalí y al ridículo miedo
de Garfio
cuando me aburre
el tic tac. Y meto la cabeza
alegremente
en la boca del cocodrilo
para derretir
el último vestigio
de una Era…


Antídoto

Los despertadores de hoy
no hacen ruido, son discretos, armoniosos.
Yo diría que son ignorados adrede
tapados por la incoherencia
de andar a las corridas
en pos de ¨nada¨. Y agregaría
que hay un plan para enajenar
desequilibrar, alienar y raptar
la lucidez, el eje de las cosas, la conciencia.

Desde que lo entendí
duermo como un oso, hurgo en la miel de los ojos
canto cuando veo el sol atravesar las nubes
vuelo, absolutamente todas las noches
alrededor de la luna...y a las cansadas
como una luciérnaga chiquita
me quedo entre los pastos
mirándola.


Contraseña

Quienes han nacido bajo un nombre
hecho de letras unidas entre sí
por un adhesivo fonético, magnético, estético
intuyen que, al llamarse evocan
lo que ese alias significa. Así pues
en el juego de la vida
se sabe al dedillo ¨quién es quién¨
desde el inicio.
Y no peca de ignorante el que bautiza
cuando abre en la frente
el alma del retallo. Y no rebuzna el cielo
de sus nombres y virtudes. Y no es por ley de hielo
que no hablan las gentes los mismos idiomas. Y no
me quita el sueño o el aliento aquel que ha muerto
pudiendo haber vivido
por siempre en la palabra.

Quienes han nacido bajo un nombre
hecho de letras
cohesionadas por el resuello
de Dios y los espíritus celestes
por favor, ingréselo ahora
muy
suave
mente.

4 comentarios:

  1. São poemas excelentes, deixo os meus parabéns. Um abraço, Yayá.

    ResponderEliminar
  2. Me han llegado estos poemas... Están vivos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pilar querida! tan identificada con el fondo como con la superficie aterciopelada de cada uno de tus ideogramas. Tu delicadeza traspasa al lector. Te sigo y felicito.

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!