lunes, 15 de febrero de 2010

Interior

por graciela malagrida


Estuve triste
como una silla sola
en un salón vacío. Triste
sin saber de tu tristísima existencia
sin mi. Sólo, como un salón vacío
sin una triste silla.

Luego fuimos tres
y cuatro y más.
Y fue el sillón de dos cuerpos
a completar el juego
amarillo
huevo, extraño, sol naciente
al que apodamos Alegría.

Di por sentado y sentido
a mi extasiado corazón
mullido. Y tu
tu me diste
el cuerpo y el estilo
hasta el pigmento del motivo
hasta las plumas.

2 comentarios:

  1. graciela mais um poema belo e vigoroso, o interior que é o nosso exterior desconhecido e que segredos desdobram as nossas dobras iumedecidas na alegria e na tristeza.
    um dois e muitos o encontro desdobra pessoas e sentimentos. belo e vigoros. Um poema RETADO.
    retado significa forte e ousado.

    ResponderEliminar
  2. Ah Ronaldo! la osadía de los poetas...la entienden los poetas y quienes aún nosaben que los son. Para el resto se trata de un código de locos. De abstracciones qu lindan con lo absurdo. Este camino no es para todos, incluso, no para todos los sensibles. Por eso te agradezco doblemente y te llevo en el mullido corazón adonde vaya.
    Obrigado R.

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!