martes, 14 de abril de 2009

Remake de mis días líquidos

por graciela malagrida

Entre agua y luces
ocurren los milagros
porque Dios
también es líquidoelemento
y fina hebra
encendida.
G.M.




1

Para que una palabra como "agua"
apague cierta sed
es menester que el Espíritu
la posea

Para que la ambición queme
verdaderamente
debemos estar duros y secos
como viejos maderos

Para que el fuego nos consuma
en cualquiera de sus formas
quizás, sólo haga falta
dudar.


2

Te bebo
en breves sorbos
para disfrutar
la suave
y extensa sensación
de llenura
sobre
llanura.

Te sorbo
ruidosamente
para llamar la atención
de los que sufren
por no haber abierto
aún
el corazón.

Te veo
en el vapor del barco
y en el río
que al recibirte
se soflama
.
.
.
y cuando se miran las nubes
en mi cara
soy el agua y la palabra
o la fusión perfecta
por tu inflexión, dotada de hermosura
que cíclicamente
vuelve a tí.

1 comentario:

  1. um poema lindo, perigoso, honesto e acima de tudo ousado, um poema de quem entende o mundo como uma rede de interralações ininterrupta, um poema de encher os olhos e o corpo de satisfação, e esse final realmente define o que quer a poeta, lançar luzes em todos os cantos, iluminados ou não.

    "y cuando se miran las nubes
    en mi cara
    soy el agua y la palabra
    o la fusión perfecta
    por tu inflexión, dotada de hermosura
    que cíclicamente
    vuelve a tí."

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!