miércoles, 11 de febrero de 2009

Zoom del alma mía

por graciela malagrida



Hoy hice una oración para pedir
vivir entre tus brazos
tus dedos, tus ojos, tus palabras.
Mi afán era vivir sin afán
como las flores.

Hallé en tu tornasol mi introjardín
en la fragante respuesta de tu aliento
la ración de libertad, el vigor, esta cosecha
en tu percepción encumbrada del vacío
la utilidad del cuenco y del poema.

Hoy hice una oración para pedir
y terminé dando de mí
mucho más de lo previsto. Así
atestaste de claraboyas mi cúpula
y la colmaste de ti…

Sonreíste y temblaron los versos tibios
del uni-verso todo.
Enmudeció el gemido del planeta.
Y remozaste entonces el misterio de la carne.

Ya entreluces, pude afincarme
a mis anchas
en las tuyas
.
.
.
y sentí
sentí las llagas…

Hoy te amé como nunca
lo confieso.

3 comentarios:

  1. Versos que nacen de la contemplacion en un mundo donde encontrar poetas es dificil. Estos versos valen los segundos de su lectura. Versos livianos, aocrdes para una tarde de romance.
    Gracias por ellos.
    GABRIEL RODRIGUEZ-PAEZ

    ResponderEliminar
  2. Es ahi donde encuentro todo...
    "Debajo de una de tus alas y viendome en tus ojos..."

    Es muy lindo Grace.

    =)

    ResponderEliminar
  3. El Amor confeso, es el culpable de la superproducción. Gracias a Dios lo amo, sobre todas las cosas. La poesía viene, cual bendición, por añadidura.

    Gracias amigos!

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!