viernes, 6 de febrero de 2009

Mi ciencia infusa

por graciela malagrida



Debajo del disfraz
de la palabra
del verso más azul
del arco iris
detrás de la sonrisa y de la lágrima
uno, no es uno más
ni igual a otro.
Uno es todo y mucho más:
uno es la nada.

Y la copla que se gesta en la congoja
dejando expectante incluso al firmamento
es la sangre y uno mismo
impreso en el sumario divino del silencio
del espacio milagroso que separa
el néctar de la flor
sin que le duela.

Como un resfrío de verano es uno herido
como la pena expuesta en la mirada.
Todo se esfuma hasta la nada.
Uno solloza hasta la calma.
Como el viento que se lleva las hojas del otoño
y las congela en el alma del invierno
uno pasa, discurre, muchas veces sin ser visto;
como el que vaga entre las sombras de la muerte
implorando piedad, convocando a la suerte.

- Se esfuma uno, sí.
Mas resplandece y se esfuma
felizmente … -

Y todo va
traspasando esto que es uno
va tanteando el fondo del ocaso
y un buen día, sin haberlo proyectado
sin haber comprendido
el énfasis discreto de la hormiga
o el desliz del murmurar de las palomas
uno advierte conmovido, desde afuera
que es el fin, el rector principio del principio
de la nada, del todo
de uno
y del poeta.

1 comentario:

  1. Grace!!!
    Me encanta


    // Uno es todo y mucho más:
    uno es la nada. //


    Besos Grace! espero verte pronto =)

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!