jueves, 17 de julio de 2008

Los cambios y el hilo de oro

por graciela malagrida




Durante esta mudanza
resurgieron tesoros ocultos en los pisos:
jirones, rayuelas, dibujos, vetas poéticas
y ciertos gemidos, ciertas risas
bajo las lenguas
de las noches mudas.

-.-

La luz
compuso su propia canción
detrás
de aquellos muros ciegos
que solían lindar
con la desesperanza

Así que hoy
con los ojos cerrados
abracé su calidez
hasta abrir la claraboya
y absorberla.

-.-

Por momentos
fui un poco luz
y ella
un poco yo
.
.
.
la opacidad, la tristeza, la ceguera
y las reincidentes diferencias del planeta
desaparecieron
en cuestión de segundos.

-.-

En una pared
blanca
el reloj
solo
dice cucú
como si las horas
no pasaran

En una hoja
en blanco
todo puede
suceder
fuera
de la linea del tiempo.

-.-

Y va de casa en casa
de corazón en corazón
este gobelino
enmarcado
por las manos maestras
del abuelo.

Nadie puede
hablar más
que este gobelino.

-.-


una casa puede verse
como la estrella de la escena
como la base nodal del sistema
o como un laberinto
gigante o diminuto

Todo depende
del cristal con que se mire
del lugar donde se emplace
de los ojos que la vean
de las almas que la habiten


podemos vernos
como Adriadna, Dédalo
Teseo o Minotauro.
.
.
La cuestión es
ir dejando en el camino
un hilo de oro
como éste.

2 comentarios:

  1. era o meu computador que não permitia o comentario. agora parece resolvido.
    eu estou sempre aqui no seu blog e agora estou tendo exito em comentar,
    belo texto poetico.
    e parabens por clarin.com
    você mererce.
    bjos

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!