jueves, 10 de diciembre de 2009

Trinares inextinguibles

por graciela malagrida

He muerto ya tantas veces
que no recuerdo
y de hecho
lo considero irrelevante.

He pasado a cuchillo
como pasa una res
sin sentimiento. Antes
me han pegado un golpe seco
me han degollado y desplumado
hasta se han burlado de mi sangre
de mis tintas, que creía consonantes.

Me han arrancado quizás
una lágrima que otra
en los años mozos, aquellos
cuando llorar era un pasatiempo sin delta
que no tiene cabida en estos días.

Me han arrancado incluso
otro tipo de lágrimas
maduras, curativas
hasta se han bebido mi oasis
…¿y qué? ¿acaso me veo como un desierto?

He muerto tantas
pero tantas veces
que celebro esta forma digna
de vivir en las letras
siquiera como un extra
entonando el himno ese
que traspasa los tiempos
y la fama.

He muerto, si
como un gorrión cualquiera
como un poeta, cada quinientos años
en el fuego de tus ojos
amando la vida
como el Fénix.

2 comentarios:

  1. Feliz de volver a encontrarte y de leerte!

    Grace querida!

    tus palabras una caricia al alma!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¿Y qué es la poesía sino morirse en cada línea?
    ¿Y qué es el poeta sino el fénix que resurge cada vez que coge la pluma?

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!