miércoles, 16 de diciembre de 2009

Efigie de la virtud


Más de una vez
las he visto rallando la luna, tamizando
toda luz, mirándose al espejo, induciendo
a la inclinación exagerada que mató a Narciso.
Las he visto nadando en infusiones
chapoteando bajo la lluvia como niñas, felices.
Las he visto embarrarse los pies
entre los pobres, a orillas del río
juntando el oro que desprende el sol
cuando se oculta, repartiendo riquezas, proezas, madrigales...
Las he visto sembrando hasta en dunas y polos. Las he visto
cual vestales, sosteniendo hogares humildes
como alcázares o loas sempiternas.
Las he visto en sueños
salir como sagrados pájaros blancos
de la boca de Dios, detrás del arco iris. Las he puesto
en los tubos de ensayo de este exploratorio
hace ya tanto
tanto tiempo
.
.
.

Más de una vez han molido estrellas
y machacado noches a la vista de todos.
Más de una vez
fue la palabra mi única prenda
el único pan en la mesa
la más preciada alhaja puesta en mis dedos
en mi cuello, como pendiente ingénito, acorde
a la virtud esta
de escribirla, de sentirla latente
como un corazón
seráfico.
Es que no somos
sino esa palabra, ese soplo
henchido de expresiones
que nos precede
más de una vez...

2 comentarios:

  1. Hola Graciela, muy bello tu verso,
    mas de una vez.. las he visto en sueños,
    chapoteando bajo la lluvia, como niños...
    un placer leerte.

    Que tengas unas felices fiestas
    feliz Navidad
    un beso
    RMC

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!