martes, 13 de enero de 2009

Aquiescencia

por graciela malagrida






1

Es preciso
que me entiendan las hormigas
los árboles, las flores, los peces,
las aves, los bichos, las piedras del declive
el crepúsculo.
Me hace falta modelar ciertas palabras
adaptarlas al modesto lenguaje de lluvia
o al del arco iris
que atraviesa la angustia de los menesterosos
a expensas de la luz de cada día.

Es preciso ver correr
la sangre de los niños
que han dejado de jugar
y de abrazar
la inocencia.

2

Es necesario
sentirse indigente tantas veces
como feliz de comprender e intervenir
en el conflicto armado
de la razón y la fe.

3

Hay una franja
tan ineludible
como la herida
abierta

Hay niños
de un lado y del otro
mendigando
paz.

4

Por estas faltas cíclicas
por la ceguera mundial
por la sequía mental
.
.
.
estamos en aprietos…
y es cardinal
clickar sobre el amor
para que esta lluvia bendita
nos restaure.

5

Deberemos poner
punto final
punto en boca
punto y aparte
para que así sea.

3 comentarios:

  1. Si Gra. Es tal el dolor por la falta de amor, de humildad, no debiera se tan difícil abrir la mente y el corazón pero muchas veces resulta una misión imposible hasta en nuestras propias familias, no es necesario hablar de ciudades de países cuando en un solo ser humano se enquista la falta de perdón. Creo que es la base para aprender a amar, aprender a perdonar o aprender a desaprender y luego sí, volver a comenzar......mi humilde opinión. Te dejo un beso. Iris

    ResponderEliminar
  2. Debemos intentar mechar amor, ac omo de lugar y ser incansables para lograrlo Iris querida.
    No nos queda otra.

    ResponderEliminar
  3. grace mais um belo trabalho seu e e4stou o postando no bragas e poesia

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!