miércoles, 11 de junio de 2008

Por ti, Padre.




“…he agenciado jaleas de los mares
requiebros de los ogros
retozos de las lágrimas
cristales, de los pozos
ciegos
.” G.M.


He sacado del fondo de tus ojos
un secreto saber:
Ciertas flores deslucidas en invierno
tiemblan, pero no de frío, no…
tiemblan de ternura, de finura, de encanto o timidez.

Y de algún modo, temblando, te renombran
vuelven a la escena frente al piano
a cada dedo mío haciendo sonar
una invariable nota a tiempo
a tu sonrisa.

Por ti, Padre
he visto en todas las cosas
incluso, en los topacios
el aplomado tono de tus ojos
mejor dicho, lo he buscado
hasta en el cansancio o las lindes de la tarde
hasta en las lluvias generosas del verano
o el lugar más hermético del alba.
Así, sólo así, he brotado otra vez
desde la sangre.

Precisamente, de ti
de tu desconcertante dulzura
de tu atinada forma de asentir
desde el elipsis o la falta que me haces
desde el hambre o la sed de cada día
del mismo ardor oculto en el anhelo
o la orfandad de la madre sin Padre, sin consuelo
deviene el verso, la luz resbalando por los pétalos
la tersura congénita, arraigada
el brindis, el abrazo
este profuso instante de alegría.

2 comentarios:

  1. Felicitaciones por la belleza de este blog. Autentica poesia... un verdadero placer conocerlos.
    Abrazos
    Jeniffer Moore
    www.poetario.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Jeniffer, ya anduve x tu blog. Me gusta lo tuyo. Muy musical. Seguimos en contacto. Gracias x el comment.

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!