martes, 17 de junio de 2008

Monumento de la selva

por Graciela Malagrida


¿Floreces en Junio
cuando el cielo
llora lágrimas heladas?

¡Y cómo no!
Tus raíces agresivas buscan
debajo de la tierra
lo que no halla por encima
tu tronco fisurado:
respeto por el amo
por la lengua madre
por cada huella hendida y cada herida
en el corazón del indio
el labriego, el niño
el yaguareté, el poeta.

Lo tuyo es increíble: te agachas
mansamente, entre hierbas y lianas.
Tu copa parasol ya toca el suelo
y sabe que es rosa apasionada
la savia de tus venas. Así tirita
pero se abre calurosa
en inflorescencias amarillas.

Floreces en Junio Perobá, palo rosa
prodigio maleable, como un alma
entre extintos desiertos de mutismo
entre ciertos corazones, salvajes.

1 comentario:

  1. Visité tu blog y quiero felicitarte, es una delicia.
    Me gustaría invitarte a mi foro de poesía y literatura para que participaras ahí. Te dejo la dirección:
    http://saborartistico.foroespana.com/index.htm

    Asimismo, te invito a mi blog:
    http://eduardomispoemas.blogspot.com

    Te espero.
    Un beso

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!