viernes, 11 de enero de 2008

Incensario

by grace



El poema de Dios entronizado
extermina la errática postura
del colofón de fuego, del ocaso
sobre los hombres de fe, sobre sus pasos

surca el Verbo y el mohín enternecido
comparado a la luz, la deja a oscuras
cuando atrapa el relámpago en un puño
cuando arranca dolor y planta gozo

y en la cima del saber, de la cordura
pierde el velo la ninfa más deseada
y las finas campanillas de la aurora
quedan mudas a la vera de la nada.

Si no fuera de Dios, de la conciencia
de la mirífica médula, del foco esplendoroso
se extraviaría en la noche
se estamparía en la saga

pero divino es el nimbo que lo cerca
de ascendencia eternal su belleza y equilibrio
apasionado y sensato
supremo, omnisciente, de traza portentosa

y la loa ramplona pero humilde
que elige escoltarlo, que agacha la cabeza
hasta en silencio luce como Venus
por la actitud del niño y de las flores.

3 comentarios:

  1. ..Y en la cima del saber,de la cordura.Pierde el velo la ninfa màs deseada.....que buena es!!!!!
    me encantò.saludos

    ResponderEliminar
  2. HOLA! qué hermoso poema! enaltece la omnipotencia Divina: "...cuando atrapa el relámpago en un puño/ cuando arranca dolor y planta gozo.." precioso!!

    ResponderEliminar
  3. hola Lorena! hola Cori...creo q sos Corina, con quién cené hace un par de días no? jaja!
    Gracias a las 2 x los comments.
    Besos

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!