domingo, 11 de octubre de 2009

Duele decirlo



Este rostro
no me cierra en blaco y negro.
Estos ojos
han visto todo, incluso
la extinción
de la luz.
GM

a Alejandra Pizarnik

Este rostro
desprende los botones
al pecho de la primavera
y arranca suspiros
que humedecen las palabras
esas
por las que vale la pena
vivir.

Este rostro
de tímido lirio
en un campo minado
de pensamientos y amapolas
perpetuó su delicada
soledad
tremolándonos.

3 comentarios:

  1. Duele el amor, sobre todo cuando se perpetua en su soledad, como un amor prohibido, ha sido un placer leerte.

    Un beso
    RMC

    ResponderEliminar
  2. Pues
    "...que nos duela el amor
    y que nos honre
    el privilegio de sentirlo"

    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. ah! muy bueno graciela.alejandra pizarnik es una de mis poetisas preferidas.
    Miguel.

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!