martes, 9 de septiembre de 2008

"pobre loca"

por graciela malagrida



Cuando deambula
sus ojos juzgan a este mundo
como el sol y la luna;
trata a los animales como humanos,
saluda a su sombra, comparte el pan
con las palomas.
Extravió su alias y desde entonces
pertenece al segmento del olvido
de los despeinados por el viento
de los sin tierra, sin techo,
sin valor.

Cuando me mira
sé que detecta dolor
aún así me sonríe y le sonrío.
Sigo caminando. Me desentreno
entre suspiros. Elongo
y resucito la idea fluorescente:

El Paraná de fondo es un espejo
tan paralelo al Reino de los Cielos
que nadie se da cuenta…
excepto ella
excepto la aguja del pajar
excepto aquel que va descalzo e ignorado.
Entretanto, el espíritu líquido de Dios
se cuela entre los locos de amor diseminados
o concentrados en este paraíso del Yo
que -como ella- me he creado.


Vuelvo la vista sobre los hombros
y la veo, una vez más
estremecida por el silencio del agua
feliz, por el color del día.
En el fondo
somos tan idénticos
como en la superficie.

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Grace!, otra vuelta por tu uni-verso, como acercan las palabras!... Se difruta de las tuyas!. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola Til! qué bueno verte x acá...Yo vengo de un día de deportes, de ver el césped, etc...en la semana te visito y escribo seguro.
    Besos! y gracias nuevamente

    ResponderEliminar
  6. Grace!, mil disculpas... estaba desbordado de mis comentarios!.

    Besos!

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!