martes, 10 de abril de 2012

El Itsmo de los Sueños

por graciela malagrida



Aun sin saber tu nombre
te he esbozado y reconstruido
una y otra vez, noche tras noche
te he ideado “poco menor que los ángeles
queriéndome casi anticuadamente
de modo excepcional… resucitándome a besos
desesperados. G.M.


Estabas íntegro y roto
trepado en el péndulo de mi latir
comprometiéndome a seguir
viva.
Y estabas tan
tiernamente tendido, velando mi sentir
que la lengua viva de la tierra hizo silencio
y llamó “Istmo de los sueños” al descanso
a la pausa interversal, a la tregua entre lluvias y rocío
a la espera de ese momento interregno
donde toda promesa de amor
se cumple y se celebra.
Estabas tumbado – recuerdo-
mirando el cielo que yo
simplemente había olvidado…
Después se hizo hábito, luego hálito, silbo, aliento
resuello indispensable. Podríamos haber estado así
libando el estupendo panorama recogido en las pupilas
por el tiempo de los tiempos; mas decidimos
recrear en entorno, bajar las estrellas a los charcos
y construir acueductos donde asistir a las nubes parturientas...
Entonces fue el introjardín nuestra delicia
nuestra crecida fruición, nuestro recreo.
Y el “Itsmo de los sueños” el oasis
de los cansados de vivir
de otra manera.

Y pensar que nos tenían convencidos
que era mejor descreer y penar
y mucho más impensar que crear…

1 comentario:

  1. Es tan creíble tu costanera ,como tu poesía las dos son bellas y me hicieron feliz .Tienes mucha intuición para la belleza ,gracias por compartirla ,fue un placer leerte abrazos amiga.

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!