domingo, 1 de marzo de 2009

Alameda


Voy a tomarte la mano
y juntos
caminaremos bajo las copas.
Seremos como hormigas
dando pequeños pasos
removiendo la hojarasca
y los pecados.
Nos saciaremos de verde.
De savia y tallos. De fruición y fronda.
Y arriba
un hueco imperceptible
proyector del haz maravilloso
nos hará flotar como ácaros
y entre deseos y espasmo
ese “algo” de Dios
que hay que tener
para ser libres
irá consumiéndonos.

Y seremos parte
de estos versos verdes
…enormes alamedas
humildes hormigas
o nada.

Voy a tomarte la mano ahora.
Sonriamos.

2 comentarios:

  1. Que lindo Grace!!! siempre con esa voz tan fresca y sincera que te caracteriza... y ese "algo" de Dios en tus poemas que es como un ungüento para el alma :)

    saluditos!!!

    ResponderEliminar
  2. grace tua poesia passeia por campos verdes ou multicoloridos e nos dar um aroma do amanhecer, uma sensação de prazer e de alivio, sim de alivio, pois depois de ler a tua poesia eu me sinto como um menino aliviado por existir essa forma de falar das coisas e da vida. bjos em tuas palavras

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!