viernes, 10 de octubre de 2008

Spatha mía

por graciela malagrida Pende de ti
empuñar cada letra. El “ahora”
es una especie de neogénesis
que aplaza los posibles restos
de pasado, del posible tesoro
la fiebre del oro
o cualquier tipo de ardor.

Te espero con la hoja en blanco
con la hoja que punza, corta y rasga
estocando el recelo.
Te espero
tal como me viste la última vez
y quizás, más sonriente y cáustica.

Pende de ti
abandonar la cola
la antesala, dar plantón al desdén
acudir al encuentro
abrazar la promesa
la frondosa sensación
la solvencia creadora
de cada letra, “ahora”.

Te espero
como la Colada espera al Cid
que se ha llevado a Tizona,
como el bronce o el hierro
o aun más templada:
como el acero.
Te espero. Entretanto
desenvaino versos
de las plumas, del recuerdo de tu voz
de la ternura.

3 comentarios:

  1. Me gusta mucho como escribís...
    Hoy descubrí tu blog y hace casi una hora que navego leyéndote casi sin pestañearrr si sii! :)
    Prometo volver!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Natalia!
    estoy viendo estalac-tintas...pero ¿qué edad tenés? tus imágenes poéticas van más allá del campo tangible
    me sorprendiste!
    te linkeo ya

    ResponderEliminar
  3. Grace!! gracias por pasar por mi caverna de tintas :)
    Tengo 24 años!! jajaja
    Un privilegio tu visita! de verdad!
    Te habia leido ya en "territorio de encuentros" y me interesó tanto tu poesía que me vine corriendo para acá!
    Gracias de nuevoooo :)
    Saluditos!

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!