domingo, 2 de agosto de 2009

El más tierno de los pactos

por graciela malagrida

a su verdadera autora, Cielito C.



Salmea sin panderos
en su dormitorio rosa
que huele a rosas
sin espinas.
Entona en medio de la noche
como un ángel
que sueña con ser
esta dulce
niña-cielo.

Un tinte nuevo
en el arco iris
pinta Cielo.
Y dibuja en el centro un Sol
cálido y sonriente
como único heredero
de su mundo fantástico.

Salmea sin salterios
la niña-ángel color cielo.
Garabatea lentamente
su nombre en cursivas
sellando al final del día
el más tierno de los pactos:
nuestra luz.

Salmean en el Edén
en la tierra prometida
y hasta en Nunca Jamás
su seráfico nombre
ciertos querubines
y siento entresueños
que ella lo sabe...

Por ese preciado leitmotiv
salmea Cielo
sonríe, corretea, juega
a que no se ha dado cuenta
y baila en su propio mundo
como una diminuta y bella
mariposa.

2 comentarios:

  1. el mejor de los pactos es ver la luz, y el mejor de los mejores de los pactos es un día ver tu luz, graciela

    ResponderEliminar

gracias x el comentario! no dejes de orbitarme!